La vuelta al mundo

El mundo no es suficientemente grande para nuestros clientes...

 

Abrimos este apartado en nuestra web para presentar un proyecto que nos hace especial ilusión:

Se trata de un cliente que ha decidido emprender un proceso de reparación, restauración y preparación de un TOYOTA HZJ 75 Pick up 4.2 Diesel atmosférico, de 96KW y 131CV, con el fin de, nada mas y nada menos, que dar la vuelta al mundo.

El motivo de la elección de dicho vehiculo es su mitica fiabilidad, asociada a la marca Japonesa, y tambien a la versatilidad de la versión elegida, que pasará a convertirse en la vivienda de nuestro amigo durante su periplo mundial. El coche en si ha sido comprado en Austria, tras decidirse por dicha versión, y el motivo no ha sido otro que la imposibilidad de encontrar uno igual en nuestro país, al no haberse importado nunca de forma oficial.

La restauración es completa, y pondremos fotos de todo el proceso, desde el principio hasta que salga por la puerta de nuestro taller.

De momento, es un proyecto total, en el que depositamos muchas ganas, por lo que de atractivo tiene esta aventura.

Iremos informando.

 

No podemos dejar de agradecerle a su propietario Jon, de Bilbao, la confianza depositada en nuestro equipo, y su apoyo en nuestro criterio. Proyectos como este son realmente los que dan sentido a una empresa como la nuestra.

 

De parte de todo el equipo humano de Gestión Integral 4by4, MUCHAS GRACIAS Jon!



Las 1ª fotos del Vehiculo

Primer paso: Desmontaje de la caja y el volquete

 

Como diria Jack el Destripador, "vamos por partes"...

El trabajo comienza con el desmontaje completo del Toy. La parte trasera es la que mas trabajo va a conllevar, porque hay que desmontarla, pero tambien modificarla para acoger el habitaculo que servirá de vivienda a Jon durante su largo periplo.

Hay que sanear toda la zona, reforzarla, adaptarla y pintarla...

De todas maneras, como se tiene que enfocar como un trabajo de pies a cabeza, cada paso tendra en cuenta al siguiente, así que muchas veces, aunque no lo parezca, todo tendrá un porqué.

Esperamos que os divirtaís en el seguimiento de la tarea.

 



Segundo paso: Restauración del chasis.

Una vez desmontado el volquete, retiramos el pistón hidraulico que lo levantaba, que ya no nos servirá para nada, y eliminamos todos los soportes de estos elementos que pasarán a mejor vida.

Justo despues, hemos sometido todo el vehiculo a una limpieza a base de agua a presión y desengrasante, porque lo ideal es tener toda la zona donde vas a tener que trabajar limpia como una patena. Es la unica manera de apreciar mejor como esta en realidad la base, y os sorprenderiais de lo que la suciedad esconde...

Y despues de la limpieza, pues se trata de borrarte la huellas dactilares lijando hasta el ultimo rincón del ultimo soporte, porque esa preparación será basica para que todo lo que se ponga encima tenga un acabado estable, fiable y duradero. En las fotos podeis ver el nivel de preparación de las zonas y el perfecto acabado una vez pintado.

Una vez lijado, se procede a repasar las soldaduras que pudieran estar resentidas despues de tantos años, se eliminan algunos pequeños soportes o pestañas que ya no serviran, para pasar a colocar otras que cumpliran nuevas funciones. 

Planificar bien cada paso nos evitará, en la medida de lo posible, tener que dar pasos atras.

Otra parte importante de este tipo de trabajos es el acabado de la pintura. Para estos casos, nosotros usamos una base epoxy que hace las veces de imprimación y antioxidante, y deja un precioso acabado mate.

Un buen principio para un mejor comienzo.

Tercer paso: Reconstrucción del puente delantero.

Comenzamos con otra parte vital en cualquier coche, y, en particular, por el esfuerzo al que se ven sometidas, en un todoterreno. Aqui no caben medias tintas, y solo nos vale hacer una renovación total y con material de la maxima calidad, y no escatimar tanto tiempo como nos sea necesario para dejarlo, como minimo, igual que estaba cuando el coche salio de fabrica... aunque habitualmente nos quedan algo mejor.

Como estamos liados con la restauración del chasis, apartados que ya habeis podido comenzar a ver, vamos desmontando todo cuanto se pone en nuestro camino y esta vez le toca el turno al grupo delantero que, como todo el resto del coche, anda necesitado de atenciones. Tras sacar los frenos, estabilizadora, dirección y dejar las ballestas (a las que tambien, logicamente, les llegará su turno) huerfanas de elementos a los que soportar, comenzamos por desguazar el grupo completamente. Por fortuna, no faltan en Europa buenos especialistas en los que conseguir absolutamente todos los elementos de fricción y de montaje con los que rehacer los grupos del Toyota. Sabiendo esto, y tras una limpieza concienzuda por dentro y por fuera, y lijarlo entero, junto con los brazos, manguetas, protectores de los discos y algunas otras pequeñas piezas, procedemos a pintarlo todo con una base epoxy negra mate, similar que no igual a la del chasis, que protegerá el metal y da un acabado magnifico al conjunto. 

Despues de recibir todo el material, llega el momento de volver a ensamblar el diferencial, del que solo quedarán como elementos originales, la propia carcasa y las barras de los palieres, puesto que todo, ABSOLUTAMENTE TODO lo demás, ha sido sustituido y ajustado conforme a lo que la fabrica indica.

Dicen que una imagen vale mas que mil palabras... 

Cuarto Paso: Frenos delanteros y traseros

Dice aquel viejo dicho que "Solo deberias correr lo que pudieras parar" y pocas veces nadie dijo nada tan cierto.

Uno de las cosas que mas se valora en cualquier tipo de vehiculo son los frenos, y especialmente en los todoterrenos son especialmente importantes por depender de ellos para detener un tonelaje muy importante y, a veces, en unas condiciones (vadeos, barro, descensos prolongados...) no del todo optimas.

Nuestro Toyota se merece unos frenos a la altura de la empresa que acometerá, así que viendo el estado en que se encontraban, y dando por hecho que habian cumplido con creces su misión a lo largo de los años, decidimos buscar la manera de mejorarlos, tanto en potencia como en resistencia:

En el tren delantero, se han montado unos discos de freno reforzados con pastillas de alto rendimiento, en unas pinzas totalmente nuevas, con latiguillos metalicos y un profundo sangrado de todo el circuito con un Dot4 que soportara el duro trabajo y es mas estable que un mucho mas especializado Dot5.

De paso, se ha cambiado toda la fatigada tornilleria y se han limpiado y pintado todas las piezas y soportes, eliminando oxidos de antaño, y se han repasado los bloqueadores manuales, dejando todo el conjunto en el estado que podeis apreciar en la foto correspondiente.

En el puente trasero se ha decidido no cambiar los tambores, por encontrarse en perfecto estado, pero, aún así, se han rectificado, lijado y pintado, y se ha sustituido todo el interior con un kit reforzado que creemos que aguantará el tute. Latiguillos metalicos y engrase completan el nuevo conjunto.

Las fotos hablan por si mismas.

Quinto paso: Modificación soporte dobles amortiguadores traseros.

En este quinto paso no explicaremos un proceso de reparación o reconstrucción completo, sino que nos centraremos en la adaptación de unas piezas ya manufacturadas, procedentes de un kit de un fabricante, que, a pesar de estar hecho para el modelo en cuestión no se adapta a nuestro proyecto.

No es que el fabricante haya hecho mal su trabajo, ni mucho menos, pero nos hemos encontrado con el siguiente problema: El kit esta pensado para los Toyota Serie 70, que no poseen bloqueo del tren trasero, y resulta que nuestro HZJ75 (serie 75, por lo tanto...) ya lleva, de origen, los tres bloqueos de diferencial, como un buen HDJ80, por ejemplo. Como el motor del bloqueo trasero esta justo en el punto donde el segundo amortiguador iria colocado, no hemos tenido mas remedio que alterar las piezas para desplazarlo unos doce centimetros hacia delante, pero, por supuesto, sin perder ni la fiabilidad ni la funcionalidad del kit.

Tras estudiar la manera mas correcta de hacer dicha modificación, optamos por rectificar una varilla maciza que recolocará los soportes y reforzamos la importante diferencia de distancia con unas aletas metalicas que una vez cosidas con soldadura al soporte original nos garantizara una resistencia a prueba de bombas.

Sabemos que este es un punto muy concreto de una parte tan importante en este proyecto como va a ser la instalación de la parte trasera, pero nos ha parecido interesante explicar hasta que punto, a veces, hay que echar mano de la inventiva y de los recursos del oficio para salvar obstaculos que, de otra manera, nos harian quedarnos a medias.

Retroceder, nunca. Rendirse, jamas.

Las fotos:

Sexto Paso: Fabricación de batea trasera.

Esta vez le toca ser protagonista a una de las partes mas caracteristicas de cualquier pick-up, pero que pocas veces se personaliza y/o se altera. En este caso, la evolución viene obligada por la adaptación de lo que sera la vivienda, el "caracol" y esta parte que ahora explicaremos será la parte que sustituira dicha pieza cuando esta no esté instalada y Jon necesita su furgoneta para otros usos que, en su otra configuración, serian imposibles. Es la gracia de tener en cuenta la versatilidad en el momento de planear el proyecto. Por otro lado, y como vereis en las fotos, la furgoneta adquiere otra estetica totalmente distinta a las pick-up's tal y como acostumbramos a verlas por estos lares, adoptando una imagen mucho mas Australiana, mas rustica, mas camión... A nosotros, sinceramente, nos encanta.

Tras retirar el volquete original y todo lo que nos sobra, tal y como explicamos en el primer paso de este dossier, procedemos a crear, desde cero, toda la plataforma, incluyendo los soportes de esta, que harán de caja trasera, cerrada con unas barandas de aluminio, practicables e incluso desmontables para poder transportar todo lo que sea necesario.

La robusta estructura de hierro, completamente rectangular, sin escalón alguno, salva los pasos de rueda al estar mas levantada que la de serie, y los soportes estructurales que la sujetan serán los mismos que luego tendran que encargarse de soportar la vivienda durante tantos meses y kilometros como sean necesarios. Esta hecha a conciencia, desde luego.

Destacaremos tambien la nueva instalación de luces, en una nueva ubicación mas alta y protegida dentro de una vigueta que hace las veces de portamatriculas, con unas opticas que encajan perfectamente con la nueva estetica... ¿Se nota que nos gusta mucho? Esperamos que a vosotros tambien.

Septimo Paso: Amortiguadores, Ballestas y Neumatica.

Llegamos a una sección basica dentro de la dinamica de cualquier vehiculo que se desplace sobre ruedas: la suspensión.

Es la madre del cordero, por todo lo que representa ser la responsable de tener que aguantar el coche firme, hacer que se agarre lo mas posible al asfalto, a la gravilla, al barro... y que, encima, sea lo mas comodo posible.

En este caso, según el criterio que hemos aplicado en esta pick-up, hemos escogido el material mas fiable y versatil posible, como solemos hacer siempre, pero, al mismo tiempo, hemos puesto en juego algunas ideas, algunas alternativas, que no suelen formar parte de nuestros proyectos. En la particularidad de este viaje de Jon, creemos que ayudaran, y no poco, como pueda ser la ayuda a la suspensión trasera en forma de balonas neumaticas, que ayudaran a las ballestas reforzadas y al doble amortiguador trasero cuando el vehiculo trabaje a plena carga. La presión de aire de dichas balonas se puede regular a voluntad desde el mismo interior del vehiculo, en marcha, y las primeras pruebas han sido de lo mas positivas... Será un recurso a tener en cuenta para mas de un vehiculo a partir de ahora.

Lo demas, como podeis ver en las fotos, sigue el tratamiento habitual: desmontaje total, limpieza somera, cambio de absolutamente todos los elementos elasticos (os sorprenderiais de lo que cambia un coche solo cambiando silent-blocks...) referentes a brazos, estabilizadoras y amortiguadores, montaje de un kit de ballestas reforzadas (eficacia probada) junto con un kit de amortiguadores, incluyendo el montaje del doble amortiguador trasero a los que la vuelta al mundo no les va a asustar lo mas minimo.

Nos daba miedo que, al asumir el altisimo peso que la Toyota soportará a plena carga, nos equivocasemos y dejasemos el vehiculo demasiado duro e incomodo, pero lo cierto es que, tras las primeras pruebas, el comportamiento es magnífico, con un amplio ratio de ajuste con la ayuda de la neumatica.

Y encima, todo montado queda muy bonito!

 

Octavo paso: Deposito auxiliar.

Un tema importante a tener en cuenta durante el periplo de Jon, será la autonomia de la que pueda disponer cuando se enfrente a distancias y en zonas en las que sera dificil encontrar un punto de repostaje cuando se requiera. Por ello, desde un primer momento se contemplo la necesidad de añadir un segundo deposito de combustible de una capacidad que multiplicara la capacidad de tragar kilometros y/o aportar mas tranquilidad para afrontar jornadas maratonianas.

Para ello, y contando con la ayuda de unos especialistas en la materia, se construyó un deposito con una capacidad de unos ciento diez litros mas, que suma a la original, de unos noventa litros, del vehiculo. Dicho deposito cuenta con un practico sistema de trasvase hacia el deposito original a voluntad, que hace que se pueda ir vaciando según sea necesario, pudiendo mantenerlo lleno o vacio, como reserva, o vaciarlo al mismo tiempo que el otro. Precisamente por esta versatilidad en el uso, este montaje lleva su propio indicador de nivel en el interior del vehiculo y la posibilidad de enviar hacia el deposito standard mediante una pequeña bomba electrica sin tener que movernos del asiento. Como se puede ver en las fotos, el deposito cuenta con su propia toma de combustible, colocada en un lateral posterior, y totalmente independiente de la de serie del vehiculo, que se encuentra en la propia cabina, pudiendo así, en caso de necesidad, retirar completamente dicho deposito auxiliar, sin que ello afecte en nada la total practicidad de nuestra querida pick-up.

Hay que destacar que el deposito esta perfectamente homologado, con unos tabiques interiores para evitar que el liquido tenga un movimiento excesivo, que podria afectar a la estabilidad del coche, y un recubrimiento exterior que lo protegerá largo tiempo contra las inclemencias e incluso posibles golpes que pueda ir recibiendo en la que, podemos imaginar, será una azarosa vida.

Como es habitual, os remito a las fotos para que podais ver lo elaborado del montaje, incluyendo la "lampisteria" de racords y reenvios.

Noveno paso : Pintura.

Una de las partes finales del proyecto, y quizás una de las mas vistosas, era la elección del color basico del coche. Siempre es importante definir y tener claro que enfoque queremos darle a cada preparación, pues quizas un aspecto demasiado radical limita las posibilidades de uso diario y resulta ser, al cabo de poco tiempo, demasiado llamativo.

Despues de muchas deliberaciones entre el propietario y nosotros, Jon dejó la elección de la estetica del coche a nuestro albedrio, y creemos que el resultado es francamente bueno: A el le gusta, y a nosotros, mas. Y es que no hemos querido recargarlo mucho y hemos combinado un color marrón barro totalmente mate, con muchos toques de negro satinado que le dan cierta elegancia, un toque de modernidad y que integra perfectamente el coche con la celula.

Lo cierto es que la apariencia del coche al llegar era un poema, pues habia sido repintado sin demasiados miramientos, a fin de camuflar los podridos mas que nada, con una pintura de bajisima calidad y con un acabado pesimo. Optamos por, como siempre, desmontarlo todo y reparar, preparar y pintar todas y cada una de las piezas del coche, para garantizar un trabajo de calidad y que permita tener la tranquilidad de que el aspecto del coche va a ser el mismo durante muchisimo tiempo.

Todos los materiales usados para el repintado y acabado final son de una calidad máxima, desde las masillas hasta las ceras de cavidades pasando por la magnifica pintura de Ppg.

En las fotos podeis ver hasta que punto de desmontó la carroceria en este proceso de restauración, aprovechando para cambiar algunas gomas ya vencidas por el tiempo, reparar el muy deteriorado parabrisas y reforzar la estructura de este, tapar algunos agujeros innecesarios, sellar algunas zonas... Hasta los pilotos y luces de freno han sido restaurados!

Esperamos que os guste!

Décimo paso: vivienda

El hecho de que este coche vaya a ser utilizado para dar la vuelta al mundo implicaba el tener que convertirlo en una vivienda tan funcional, sencilla y practica como fuera posible, donde poder habitar en cualquier condición y que ofreciera la mayor protección/seguridad en caso de tener que estar expuesto por esos mundos de Dios. En un principio pensamos en fabricar nosotros mismos el "caracol" (nombre con el que denominamos cariñosamente a la célula) pero finalmente, tras deliverar muchisimo sobre el tema, y contando con el beneplácito de Jon, decidimos traer de Canadá una especie de mobilehome adaptable a las inmensas pick-ups que por allí utilizan, con la convicción de poderla adaptar a nuestro Toyota. Una vez manos a la obra, pues lo mismo de siempre: lo que parecia complicado resulto muy divertido, y lo que no dejaba de ser un reto acabo siendo un no parar de ideas nuevas y nuevos aprendizajes que, sin duda, aplicaremos en futuros trabajos.

Hemos de reconocer que nuestro experto en fibra ha tenido la posibilidad de explayarse en el uso de todos sus conocimientos, reconstruyendo gran parte de la estructura del caracol que se encontraba muy afectado por los años de uso y disfrute de sus antiguos propietarios, y , junto con los demas colaboradores del taller, aprovechando, de paso, para reforzar la base, actualizar las instalaciones de agua y electricidad, mejorar los aislamientos y afinar cierres y ventilación.

Este caracol se instala directamente sobre la batea fabricada, y de la que escribimos en un apartado anterior, y se consigue un buen compromiso entre rigidez de la estructura, anclaje seguro al chasis y practicidad de uso, y, ademas, queda muy bonita... o no?

Miraos las fotos. Este es uno de esos casos donde nos hubiera gustado poner muchas mas, porque las doce que podeis encontrar aqui no hacen justicia al faenón realizado en el caracol.

Esperamos que os guste.

Continuando con la vivienda, una vez acabada la estructura, y como toda buena casa que se precie, iniciamos la instalación/adaptación/reconversión de todos los sistemas que la harán habitable y confortable. Desde un sistema de alarma que seria la envidia de Buckingham Palace (ya sabeis que allí se cuela cualquiera... aqui no) hasta una calefacción que permitirá a John estar calentito hasta en las condiciones mas extremas, sea cual sea el Polo en que se encuentre. La capacidad de calentar rapidamente y de forma eficaz el habitaculo es algo que se ha tenido muy en cuenta, y junto al aislamiento, corregido y aumentado, de la celula, la bomba de calor (alimentada de forma autonoma por el mismo deposito de gasoil del vehiculo) puede luchar contra las temperaturas exteriores mas bestias.

Ademas, y como buen Vasco, Jon tiene que poder cocinar en el momento que le apetezca y para ello encontrará todos los utiles necesarios en su habitaculo. Una nevera y una cocina totalmente funcional le permitiran dar buena cuenta de todos los chuletones y demas delicatessen que le hagan llegar desde su tierra... o para hervir pasta y verdura si esta en sitios menos civilizados y con menos disponibilidad alimenticia.

El apartado sanitario es uno de los mas elaborados, al poder disponer de una ducha, con agua caliente, que coje el liquido elemento de un deposito de fibra, hecho ad-hoc, con unos 70lts de reserva, y al que una bomba hace coger presión para funcionar igual que lo hacen en un hogar domestico cualquiera. Los que hemos tenido ocasión de probarla podemos atestiguar que solo imaginar que debe ser tomar una ducha en algún maravilloso paraje perdido en el mundo, se convierte en un lujo exótico que solo la gente muy especial valorará en su justa medida. Ademas, ese mismo deposito servirá para el fregadero y para poder disponer de agua potable en cualquier momento.

La instalación electrica se ha reforzado para asegurar que los consumos electricos, la necesidad de forzar los sistemas antes mencionados, y la propia batalla diaria y el maltrato al que será sometida dia tras dia no pongan en problemas la fiabilidad. Confiamos plenamente en ello.

 

 

Reportaje SoloAuto 4x4 nº355 (Abril 2014) y SoloFurgo (Abril 2014)

Toyota HZJ75.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.1 MB]

Contacto

Gestion Integral 4by4
Av. Mare de Deu de Montserrat 61

Pol.Ind Sant Pere Molanta

08734 Olerdola

Barcelona

gi4by4@gmail.com

Teléfono: 938921925

Coordenadas GPS.  41º21.410'N

                                   001º44.081'E

Horario

Lunes a Viernes

 8.00h a 13.30h

15.30h a 19.00h

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Gestion Integral 4by4

Página web creada con 1&1 Mi Web.